jueves, 31 de enero de 2013

40 y pocos y reinventándome

Así es ya estoy en los 40 y pocos, la vida pasa en un suspiro, ¿qué se le va a hacer? bueno pues vivirla lo mejor posible.

En este sentido yo puedo decir que soy muy afortunada, de verdad, porque he tenido la suerte, bendición, fuerza de poder hacer hasta ahora casi todo lo que he querido en la vida.

Quería estudiar en el extranjero, ¡hecho! hasta me he quedado por acá.

Quería dedicarme al marketing, ¡hecho! aunque he tenido días que he llorado, que he maldecido, pero en general ha sido una maravillosa experiencia.

Quería ser una mujer de negocios internacionales, ¡hecho! he viajado mucho por trabajo, me he sentido importante y soñada y hasta he disfrutado de las neurosis de eso.

Y entonces, ¿por qué reinventarme? Pues porque después de todo quise tener hijos, y ahora cuento con la bendición de tener dos, y son estupendos. Pero claro eso trabajando para otro no siempre es fácil de llevar.

Cuando tuve al primero, menos mal que estaba mi marido porque sino a saber qué hubiera pasado, yo iba como loca y siento que lo viví poco de bebé. Ahora con la segunda no quería que me pasara eso, así que fui muy estricta con mi horario, pero justamente coincidió eso con que cuando estaba embarazada hubo cambio de director general, y claro el señor tenía acciones de la compañía y por supuesto no veía con buenos ojos a una moza que cobrara estando en casa mientras cuidaba de los primeros meses del bebé, así que cuando regresé de mi baja maternal, no me faltó tiempo para darme cuenta de que no me quería en su equipo, así que yo ni tarda ni perezosa, me preparé para el desenlace.

Y en esas estaba cuando en mis manos cayeron maravillosos libros de autoayuda, de definición del objetivo definitivo, que me sacudieron y me hicieron darme cuenta de que sí, hasta ese momento había disfrutado y mucho de lo que había realizado, había aprendido muchísimo, me llevaba lo mejor de todo. Pero que era hora de cambiar porque mis intereses y deseos ya no estaban en ese mundo de negocios del marketing para grandes compañías.

Desde ese instante comencé a trabajar mi equilibrio personal, mi plenitud real, cuidar de MI FAMILIA; de MI TRABAJO y de MI YO.

En mi trabajo estoy desarrollando un nuevo proyecto empresarial y de emprendiduría, el cual sinceramente me emociona y me asusta, a veces me planteo regresar a trabajar para otros porque después de un par de meses no estoy viendo resultados, pero también pienso que pueden mejorar.

En mi familia, mis hijos están realmente felices de estar más conmigo, disfruto inmensamente de jugar con ellos por las tardes y de inventarnos canciones, pasear juntos y verlos caminando tomados de la mana o jugando, me llena de orgullo y felicidad. Con mi marido nos reímos mucho, y podemos platicar bastante más de las cosas que realmente nos afectan a ambos.

Para mi Yo, sigo leyendo, formándome, con el yoga y caminando un mínimo de 30 minutos diarios, algo que no hacía por falta de tiempo, y eso es terriblemente malo, uno tiene que darse tiempo para hacer algo importante por uno mismo, quererse.

Vamos que estoy en la reinvención y el punto complicado es el profesional, porque aún no despega y porque he salido de mi zona de confort, ya que al cambiar yo en lo personal he encontrado temas y estudios en lo profesional que me fascinan mucho más que el marketing, como son las finanzas, las finanzas personales, la educación, en fin que abogo porque toda persona pueda tener la posibilidad de cambiar de profesión si así lo cree conveniente, pues finalmente para como van las cosas deberemos trabajar hasta los 75 años, y mejor hacerlo siempre en cosas que nos apasionen en ese momento.

Valentina soy y estoy reinventándome para tener una siguiente etapa de vida plena, satisfactoria y en rasgos generales feliz.


miércoles, 30 de enero de 2013

Tipos de Brokers | Orientación en Economía Familiar

Esta vez en Orientación en Economía Familiar nos hablan de los tipos de brokers.

Tipos de Brokers | Orientación en Economía Familiar

También recomiendo leer:

http://guiaforex.blogspot.com.es/2010/06/tipos-de-brokers.html

Buen meridiano de semana.

lunes, 28 de enero de 2013

Calidad de vida para el presente y el futuro

Mi marido constantemente me da batalla con el tema de la alimentación y el ejercicio. Lo reconozco soy una sibarita ADORO la buena comida, o lo que yo llamo buena comida. Y aunque he mejorado mucho, pues intento caminar diariamente, me aparco lo más lejos que puedo, sigo teniendo una vida bastante sedentaria en comparación con él, que practica deporte de 4 a 5 veces a la semana.

La cuestión es que ayer vimos un programa de documentos TV sobre la vida de la gente mayor de 100 años. Les dejo el link, para que lo vean y saquen sus propias conclusiones.

http://www.rtve.es/television/20130125/documentos-tv-misterio-centenarios/566131.shtml

A mi lo que me ha parecido grandioso del documental es la importancia de la alimentación y del ejercicio, que no del deporte, sino ejercitarnos regularmente, caminar, nadar, jugar, en sí. Para llegar a unas edades elevadas con buen nivel de calidad de vida. Porque sino de nada me sirve llegar a los 90 y tantos si soy un vegetal, es mucho mejor llegar a los 80 bailando y riendo. Y esa es otra cuestión, en humor, el sentirse parte de un grupo de gente, el saber que la sociedad que te rodea te aprecia y sirves para ella, es muy importante para vivir bien.

Me entristeció ver que hay un elevado grado de suicidios en gente mayor de 80 y ello es porque no se sienten útiles para la sociedad, ni queridos. En ese sentido yo quiero ser como mis abuelas, pues las dos son importantes pilares familiares, y en el caso de mi abuela materna, aún más, a sus 84 años, sigue trabajando, produciendo como la que más, pero es por placer, disfruta de su trabajo, y ella es una eminencia en su área de trabajo. La admiro mucho, pero sobretodo, para mi es un ejemplo porque siempre ha cuidado mucho su alimentación, siempre ha caminado mucho, si puede va caminando a cualquier sitio, y eso le ha dado la posibilidad de llegar a su edad en mejores condiciones que muchas otras personas.

Así que bueno haré más caso de los que me dice mi marido, y dejaré de comer tantos lácteos, si no son tan buenos como nos vende la publicidad, comeré más frutas y verduras y si puede ser crudas, y menos carnes, si una vez a la semana es suficiente para un adulto. Por supuesto además a caminar diario un mínimo de 45 minutos.

Así también equilibro mi vida en lo físico, pues soy mente, sentimiento y cuerpo.


FELIZ SEMANA A TODOS

miércoles, 16 de enero de 2013

Superando la cuesta de enero

En esta ocasión la cuesta de enero no ha sido económica, aunque seguimos ajustando gastos, pero como en diciembre hicimos listados de los gastos, regalos, y posibles sorpresas, nuestra economía lo notó en positivo.

Pero lo que si hemos notado ha sido el cambio de clima; entre la humedad y el frío hemos notado las consecuencias y hemos estado resfriados. Comencé yo y aún no me recupero del todo, pero Jordi, quién no se enfermaba desde hace 7 años lleva ya 2 semanas con una tos terrible, sudores por la noche y sintiéndose a un 70% de sus fuerzas y energía. Los niños también sufrieron un pequeño resfriado, más fuerte la bebé que el niño, pero ya están bien, son increíblemente fuertes.

Estoy segura de que nuestra alimentación es bastante buena basada en frutas y verduras, la bebé come menos fruta y creo que por ello le repercute más que al nene el resfriado, la cuestión es que gracias a esto no hemos caído en una neumonía o enfermedades mayores. Desde que Jordi dejó las toxinas de la carne no había enfermado, de eso hace 7 años, poca gente puede decir eso, por lo que la mejor inversión sin duda es cuidarnos.


Una buena actitud, reirnos, ejercitarnos, y abrazarnos nos hace que la cuesta de enero ni se sienta a pesar de estar resfriados.

Por supuesto tengo que resaltar que estoy muy agradecida a la vida por la familia y amigos que tengo, y por las oportunidades que me brinda, pues realmente me siento muy afortunada de que las medidas que tomamos en diciembre hayan repercutido positivamente en nuestra economía en enero,

viernes, 11 de enero de 2013

miércoles, 9 de enero de 2013

Nuevamente aquí, resintonizando el equilibrio

Así es, ya comenzó el 2013, y durante los primeros días seguíamos bajo el efecto de las fiestas de navidad. Hasta el día 6 que fue día de reyes, y como los pequeños nos entraron a clases hasta el día de ayer, nos hemos encontrado con que al final han sido 3 semanas  exclusivas para los pequeños.

Semanas que al final ya resultan muy agotadoras porque el clima no es el ideal para pasar horas al exterior, y por el otro lado los chicos están sobre estimulados por el exceso de regalos y dulces que les llueven de todos lados. Sin embargo la paciencia nos regresa cuando pensamos que durante meses el tiempo que estamos con ellos es más bien poco, pues están la mayor parte del día en la escuela.

Estos momentos son especiales porque son ideales para que haya convivencia familiar y de amigos. Y la verdad en estos días hemos podido ver importantes avances en los niños. No a nivel académico, sino a otro nivel, el social, el locomotriz, el verbal. Los hijos son en realidad tan agradecidos que cualquier cosa la disfrutan.

En ocasiones tenemos que hacer gala de nuestra paciencia y de nuestra autoridad diciendo que no, y evitando que se conviertan en niños berrinchudos, y aún así esto lo saben agradecer. Se sienten seguros si los padres no los sobre-protegen, pero los protegen, si los padres ponen límites, y si los padres los estimulamos para que sean auto-suficientes. Con todo ello les ayudamos a ser personas más felices.

Una estupenda pedagoga me comentó, hay un triángulo de equilibrio que ayuda mucho a los niños, y es que debe de haber una sintonía entre la Familia, la Escuela y la Sociedad. Esa sintonía ayuda a tener ciudadanos más felices, equilibrados y cívicos.

 Y con este pensamiento de equilibrio, nos despedimos por hoy.


Sed felices y disfrutad de la compañía de vuestros seres queridos.