lunes, 29 de octubre de 2012

¿Eres de los que plantan árboles o de los que se refugian en la sombra de los árboles plantados por otros?

Existe muchos intentos de clasificar a las personas, pero hay uno que me hizo pensar mucho en mis profesores, mi abuela, y mi madre y en mis vecinos: Existen personas que plantan árboles y personas que descansan bajo las sombra de los árboles plantados por otros.

Recientemente los vecinos de mi calle hemos vivido el cierre de la calle en virtud de las obras de construcción de unos nuevos vecinos, y todos lo hemos vivido con la solidaridad y tranquilidad del buen vecino. Pero dos familias se han comportado maravillosamente; Jesús y Angelina, y especialmente Kelly y Enric, han dado mucho más por los recién llegados.  Se han comportado como aquellas personas que siembran árboles, pues han apoyado a los nuevos vecinos en las vicisitudes de las obras, pero Kelly Enric, ayudaron a los trabajadores en la colocación de material, y hasta sacrificaron su entrada para que los nuevos vecinos no padecieran sobre ¿dónde podrían colocar el material durante los días más complicados?, en resumen nos han dado un ejemplo del buen hacer.

Otros vecinos que junto al Casal del Barrio nos han dejado un sabor dulce y una lección de solidaridad y una muestra de la siembra de árboles han sido Blas, Rocío, Jaume y sus hijos. Recientemente disfrutamos de una divertida Castañada, en la cual éstos vecinos a manera bastante altruista y con la finalidad de que todos disfrutáramos de la convivencia; organizaron y trabajaron durante la mañana para que el resto de nosotros con nuestros hijos, comiéramos castañas, boniatos y ricos panellets.

Con estas líneas lo que intento decir es que todos los días nos encontramos con grandes personas, con gente valiosa, que no saldrá en las noticias, pero que enriquece nuestra vida. Gente que planta árboles para que otros podamos disfrutar de su sombra.

Gracias a todos ellos.





2 comentarios:

Kelly Simmons dijo...

Hola Valentina! Estoy aquí por casualidad, pero siento muy orgullosa ser nombrado en tu blog! :-). Lo verdad es que nos vino natural. ¿No te gustaría que tu vecina lo haría por tí? Y también, el buen trato de los nuevos vecinos ayudo. Vinieron a vernos mucho antes, compartieron sus planos de la casa, pidieron consejos. Así que fuimos construyendo la relación desde antes, y así cuando vino la fecha de la obra, fue lo mas natural en el mundo ayudarlos. Es como ya son vecinos. Ya son familia! Y Valentina, puedes contar conmigo por lo que quieres! Un abrazote! Kelly

Valentina Noyola dijo...

Me alegro mucho de que haya ido así, y de que la relación haya sido tan natural. Pero sin duda sois un buen ejemplo.
Un abrazo